martes, 22 de mayo de 2012

El síndrome del astronauta o cómo seguir los cambios en el mundo desde el espacio sideral


Los tiempos siempre cambian; la historia (y la economía, la filosofía… el ser humano, en definitiva) funciona por ciclos dinámicos, en constante evolución. Es quizás la velocidad de los cambios la que varíe, pero éstos se suceden de manera inexorable. Esto todo para decir que si hubiera comenzado este post con alusiones a Bob Dylan y a “The times are changing”, no sólo imitaría el estilo del Atalaya , si no que sería una contumaz falacia. 

Aplicando la premisa a la vida práctica personal, el hecho de que en Zimbabwe, tras tres años de gobierno de unidad nacional provisional, un primer ministro y líder de oposición sin ideas, un dictador-presidente de 89 años que ni se quita las botas ni se muere con ellas puestas, y una mayoría de población ferviente neo-evangelista pero devota de Lourdes sin saberlo (“virgencita, virgencita, que me quede como esté”) puede que contribuya a mi, con certeza equivocada, percepción de que nada cambie en el país, salvo la temperatura, que cada vez se enfría más por la llegada del invierno austral; el color de los árboles (mismo motivo); y el precio del queso gouda en los supermercados, cuya constante incremento sólo lo explico como estrategia de venta frente a la muy elástica demanda de este producto, que cuenta con pocos pero fieles y económicamente solventes consumidores.

Y aunque quizás otro día haga un post sobre la utilidad del gouda entre la población urbana de nivel de renta medio-alto en Zimbabwe (imagino la expectación que este anuncio crea entre los lectores), el tema del post va de la realidad cambiante y de cómo puede ser vista más allá de la estratosfera.

Ahí va una de cambios, vistos por Kuerbovich: España, de la mano de la derecha (y siguiendo el camino marcado por la socialdemocracia robagallinas), se hunde. Una parte de la sociedad reacciona, muestra su descontento, florecen algunas iniciativas locales y un año después el 15M12M continúa sacando pecho, y ocupando la vanguardia política mientras los rojos de toda la vida debaten si hacer prácticas de trabajo en el aviario del PSOE. El colonialismo alemán sobre Grecia parece que va hacer saltar por los aires esta Europa de la burguesía financiera, académica y funcionarial, sin cuajo alguno entre el pueblo y querida sólo por los que aspiran a las migas dejadas por la élite europeísta. Estados Unidos seguirá en su política de dominación global, sin que el resultado de las elecciones de noviembre sea relevante. Pero China, junto con los otros BRICS , y los Próximos 11 ganan fuerza, y se la restan a los yanquis, que mal consiguen digerir que no pueden atacar a Irán cuando les plazca. La sociedad de algunos países africanos (Túnez, Senegal, Liberia…) comienza a salir de la adolescencia política, dejar de culpar a papá colono pero seguir pidiendo asignación semanal, y aspiran a sentirse como los occidentales hace unos años, cuando creíamos que votando a unos u otros se participaba en la vida política del país. Esperemos que sepan reinventar la fórmula democrática para que ésta lo sea de verdad, y no la fantochada que tenemos en casa y de la que estamos tan orgullosos de dar lecciones.

La trascendencia de estos y otros procesos y la forma y medida en que nos afectan hoy y en el futuro los conocemos disfrutando de una relación de agencia respecto a aquellos a quienes consideramos como los líderes de nuestra opinión: las corporaciones detrás de los medios de comunicación, los periodistas independientes, los comentaristas, opinadores y blogueros de turno. A estos los seleccionamos en función de las afinidades que creemos encontrar en ellos, y que harán que les consideremos como informadores de referencia. Así, el contenido del párrafo anterior depende en muy buena medida de mis líderes de opinión. Haciendo una comparación con el cuerpo humano, nuestros líderes de opinión no sólo son nuestros ojos, si no también la parte del cerebro que interpreta las imágenes para entender la realidad. Más nos vale, pues, estar más enterados que las opciones de informadores de referencia van más allá de la “dicotomía” El Mundo/El País…

El rabino astronauta, en su cápsula en órbita alineada con África Austral, consciente de la futilidad del ejercicio, y sin otra mejor excusa con que reiniciar el blog, os presenta a algunos de sus controladores aéreos y lazarillos (evidentemente, no hay cadenas de Tv, aunque no he visto todavía TeleSur). Si el ciudadano, en vez de tener que invertir tiempo y energías en buscar opciones para entender el mundo, las tuviera accesibles, quizás los cambios positivos se sucederían más rápido:

Samuel, que desde su blog Quilombo trata temas de España, Europa y el norte de África


Zona crítica, blog y avance de un nuevo proyecto informativo,  El Diario.es, trata de España y Europa

Vincenc Navarro analiza la realidad española y europea desde una perspectiva económica y social. 

Noam Chomsky, tiene un blog en Al Jazeera, La Jornada y muchos otros sitios. Es el decano intelectual de la denuncia de los desmanes del imperio norteamericano y aborda temas de geopolítica mundial.

Como informativos internacionales de contenido general, The Real News y Le monde diplomatique, si bien mis preferencias van más por la edición francesa, dirigida por Serge Halimi, que por la española, capitaneada por Ignacio Ramonet

Para África, si bien hay Pambazuka y Oozabap, me quedo con René Naba y Think Africa Press
En medio oriente y mundo árabe, AISH y Robert Fisk

Para Asia Central y Oriental, Asian Times on Line y destacando de aquí a Pepe Escobar, que tiene también un blog versión inglesa de Al Jazeera y en The Real News

Rebelión publica frecuentemente artículos de estos informadores, así como información y opiniones sobre América Latina; aunque otros habituales colaboradores le dan un cierto tufillo panfletario…


Y no sólo serán blogs y páginas de noticias... también hay un libro! Hay alternativas 

Echo en falta una mayor presencia femenina en mi lista. La realidad cambia constantemente, y la búsqueda de quien nos cuente este cambio debe ser también continua; las sugerencias son más que bienvenidas!

Nota: ilustración cogida aquí

3 comentarios:

  1. Está bien eso de tener fuentes de información fiables, como la hoja parroquial o los blogs de los trolls del CNI... TVE, ese ejemplo de independencia (lo cual no garantiza que digan nada interesante PP+PSOE=PSOE-PP=PP*PSOE=PSOE/PP=0), o directamente el BOE si eres capaz de no dormirte... ¿pero qué haremos (¿o nos dejarán hacer?) cuando tengamos buenos datos en las manos?

    Te añado un par de periódicos bastante decentes en español:

    http://www.lainformacion.com/
    http://www.diagonalperiodico.net/

    Y el periódico de la asamblea de Madrid http://madrid15m.org/quiosco.html

    Luego está Periodismo Humano, pero es muy perrofláutico para mí.

    PD: Cuidado con la burbuja del queso gouda, los holandeses son expertos en burbujas sin sentido.

    ResponderEliminar
  2. A la espera estoy del post sobre el gouda. En serio.

    A Vicenç Navarro no le hago ni caso desde que parándome a hacer números vi que violaba de manera sistemática la aritmética más básica y (en el mejor de los casos) ignoraba las críticas a resultados erróneos bastante relevantes para lo que argumenta.

    ResponderEliminar
  3. Genteleman, gracias por compartir los enlaces de Diagonal (a mí tambien me gusta) y La Información (un descubrimiento). Los holandeses han sabido hacer de un cacho de cera amarilla un símbolo nacional; qué no harán con burbujas...?

    Folken, buenas. Como perdí la calculadora a los 12 años de edad, dejé bien pronto de interesarme por la aritmética y me quedé con las ideas. A veces sólo con el mundo de las ideas, pero depende de lo que haya cenado ese día. Cuál es tu opinador preferido sobre Eggspanya?

    ResponderEliminar